Del levantamiento feminista al arte público y el ciberespacio

2014-05-06 17:002014-05-06 19:00Europe/LondonDel levantamiento feminista al arte público y el ciberespacio

¿Por qué el movimiento feminista es esencial en la definición del arte público actual? ¿Qué buscaban o de qué escapaban las mujeres artistas al experimentar estas nuevas tendencias? ¿Qué relación tiene el ciberarte feminista con las apuestas iniciadas en los 70s? ¿Porqué artistas desde el entorno mujer redefinen con sus prácticas el concepto de autoría?


La artista americana Suzanne Lacy en diálogo abierto con Toxic Lesbian, Gloria G. Durán e Intermediae Matadero. Intervendrán alumnos de la clase de Proyectos de cuarto curso de Grado que imparte Lila Insúa en la Facultad de Bellas Artes de Madrid. La sesión girará en torno al papel del feminismo en la génesis de la definición del nuevo concepto de arte público y la relación actual de la institución artística y cultural en los proyectos de colaboración con comunidades y artistas.

Los levantamientos políticos de los años 60s y 70s junto con las tendencias experimentales que se producen en el arte en esos momentos, producen cambios importantes en los movimientos de vanguardia. La artista americana Suzanne Lacy surge fruto de esos cambios. Cuestiones fundamentales para la creación fueron modificadas: el concepto de arte como objeto, la autoría o la naturaleza de la audiencia. Nace una nueva utopía, la de que el arte puede ser fruto de la colaboración, del diálogo, con una relación profunda con la vida de las personas.

Al inicio de la década de los 90s artistas como Suzanne Lacy, Allan Kaprow, Judit Baca, Lucy Lippard, Mary Ann Jacobs o Arlene Raven asientan las bases de lo que se definirá como un Nuevo Género de Arte Público. Esta fractura está en estrecha relación con el movimiento feminista en la medida en que desde este movimiento se generaba un espacio de reflexión sobre la cotidianeidad, las estructuras de género y sociales, con la igualdad de todas las personas. Uno de los contextos del cambio fue California, y esta experimentación fue percibida por muchas mujeres artistas que buscaban otros modelos de acercamiento a la creación y difusión de sus obras. Como un territorio virgen, o como Lacy lo calificaría, como un “Far West de las oportunidades”.

También en la década de los 90s se inician experiencias centradas en este cambio que giran en torno al feminismo y a los movimientos sociales de igualdad en relación con la orientación sexual. La sociedad del conocimiento instalada a través de internet y los movimientos libertarios que la fundan, potencian el nuevo Ciberfeminismo y entroncado a éste, artistas desde el entorno mujer encuentran en los medios digitales y virales su medio de expresión y difusión. Ejemplos como el de las pioneras Venux Matrix o los textos de Donna Haraway relacionando el género con lo cyborg, introducen parámetros de referencia para toda una generación de artistas.

El proyecto artístico de Toxic Lesbian (www.toxiclesbian.org) iniciado en 2005 traza su genesis en esta línea continua. Intermediae Matadero Madrid, como principal institución de carácter público con quien Toxic Lesbian colabora en los ultimos años, será el marco de una sucesión de diálogos abiertos que dan cominezo este 6 de mayo. Gloria G. Durán, investigadora y colaboradora de Toxic Lesbian en varios de sus proyectos, así como alumnxs de la asignatura de Proyectos de la Universidad Complutense, Facultad de Bellas Artes de Madrid, se incorporan a este marco de debate e investigación.

El Far West de las oportunidades
Finalizado
Descripción

¿Por qué el movimiento feminista es esencial en la definición del arte público actual? ¿Qué buscaban o de qué escapaban las mujeres artistas al experimentar estas nuevas tendencias? ¿Qué relación tiene el ciberarte feminista con las apuestas iniciadas en los 70s? ¿Porqué artistas desde el entorno mujer redefinen con sus prácticas el concepto de autoría?


La artista americana Suzanne Lacy en diálogo abierto con Toxic Lesbian, Gloria G. Durán e Intermediae Matadero. Intervendrán alumnos de la clase de Proyectos de cuarto curso de Grado que imparte Lila Insúa en la Facultad de Bellas Artes de Madrid. La sesión girará en torno al papel del feminismo en la génesis de la definición del nuevo concepto de arte público y la relación actual de la institución artística y cultural en los proyectos de colaboración con comunidades y artistas.

Los levantamientos políticos de los años 60s y 70s junto con las tendencias experimentales que se producen en el arte en esos momentos, producen cambios importantes en los movimientos de vanguardia. La artista americana Suzanne Lacy surge fruto de esos cambios. Cuestiones fundamentales para la creación fueron modificadas: el concepto de arte como objeto, la autoría o la naturaleza de la audiencia. Nace una nueva utopía, la de que el arte puede ser fruto de la colaboración, del diálogo, con una relación profunda con la vida de las personas.

Al inicio de la década de los 90s artistas como Suzanne Lacy, Allan Kaprow, Judit Baca, Lucy Lippard, Mary Ann Jacobs o Arlene Raven asientan las bases de lo que se definirá como un Nuevo Género de Arte Público. Esta fractura está en estrecha relación con el movimiento feminista en la medida en que desde este movimiento se generaba un espacio de reflexión sobre la cotidianeidad, las estructuras de género y sociales, con la igualdad de todas las personas. Uno de los contextos del cambio fue California, y esta experimentación fue percibida por muchas mujeres artistas que buscaban otros modelos de acercamiento a la creación y difusión de sus obras. Como un territorio virgen, o como Lacy lo calificaría, como un “Far West de las oportunidades”.

También en la década de los 90s se inician experiencias centradas en este cambio que giran en torno al feminismo y a los movimientos sociales de igualdad en relación con la orientación sexual. La sociedad del conocimiento instalada a través de internet y los movimientos libertarios que la fundan, potencian el nuevo Ciberfeminismo y entroncado a éste, artistas desde el entorno mujer encuentran en los medios digitales y virales su medio de expresión y difusión. Ejemplos como el de las pioneras Venux Matrix o los textos de Donna Haraway relacionando el género con lo cyborg, introducen parámetros de referencia para toda una generación de artistas.

El proyecto artístico de Toxic Lesbian (www.toxiclesbian.org) iniciado en 2005 traza su genesis en esta línea continua. Intermediae Matadero Madrid, como principal institución de carácter público con quien Toxic Lesbian colabora en los ultimos años, será el marco de una sucesión de diálogos abiertos que dan cominezo este 6 de mayo. Gloria G. Durán, investigadora y colaboradora de Toxic Lesbian en varios de sus proyectos, así como alumnxs de la asignatura de Proyectos de la Universidad Complutense, Facultad de Bellas Artes de Madrid, se incorporan a este marco de debate e investigación.

Un proyecto Toxic Lesbian en colaboración con Gloria G. Durán, “Los 4 de Proyectos” (Bellas Artes, Universidad Complutense Madrid)

En 2005 la autora de esta investigación, Elena García-Oliveros, crea Toxic Lesbian (www.toxiclesbian.org) como colectivo de acción artística y social en proyectos desde perspectiva de género y orientación sexual.

En 2009 comienza su residencia en Intermediae Matadero hasta el actual momento a través de convocatorias de arte público. Inicia asimismo colaboraciones con instituciones artísticas y culturales como el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Medialab-Prado, el Círculo de Bellas Artes o la Tabacalera, en Madrid; el Museo Nacional Centro de Arte de Castilla-León; el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo de Sevilla o Arteleku en Donosti. Igualmente con centros sociales diversos como el Patio Maravillas en Madrid, Espace Bagdam de Toulouse o Centros LGBT de París o Bruselas, entre otros. Los proyectos se llevan a cabo mediante colaboraciones con organizaciones de defensa de los derechos humanos como Amnistía Internacional, CEAR, Women’s Link Worldwide, Merhaba o la Federación de Asociaciones de Salud Mental, así como con múltiples activistas y personas individuales. Durante estos años desarrolla proyectos de arte público de tipo colaborativo, procesual y ciberfeministas, colaborando con artistas como Suzanne Lacy o Shu Lea Cheang.

Martes 6 de mayo de 2014 de 19 a 21.30 h.

El estudio ha generado vídeos y entrevistas difundidos con licencia C.C. 3.0. acerca de los encuentros con Suzanne Lacy en Intermediae Matadero en 2014:

Transcripción diálogos abiertos con Suzanne Lacy

Vídeo diálogos con Suzanne Lacy

Suzanne Lacy, internet y las redes sociales

El grupo de debate llevado a cabo en ese mismo año el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía sobre cómo estos casos se relacionan con instituciones culturales desde perspectiva feminista, explorando la transformación que éstas hubieran podido experimentar desde estas prácticas.

La entrevista sobre el caso de la artista ciberfeminista de origen paraguayo Faith Wilding con la investigadora cultural María PTQK

O más recientemente la entrevista con lx artista pionera del netart desde perspectiva de género Shu Lea Cheang

El estudio ha generado diversos artículos como el publicado en la revista Re-Visiones

Fecha de creación

Actividades del proyecto

No se han encontrado resultados.

No se han encontrado resultados.